Nota Área de Zoología:

Peces excepcionales III: Los lenguados

Cabecera- Lenguado californiano (Paralichthys californicus)- (c) Peggy Romfh.

Cabecera- Lenguado californiano (Paralichthys californicus)- (c) Peggy Romfh.

Cabecera- Lenguado californiano (Paralichthys californicus)- (c) Peggy Romfh.

Karina Buldrini, curadora del Área de Zoología de Vertebrados, nos aporta una nueva entrega en la serie de peces notables con los lenguados.

29/07/2020

Fuente: Museo Nacional de Historia Natural

La simetría bilateral es una característica que acompaña a los animales desde muy temprano en su historia evolutiva. En el caso de los vertebrados, y particularmente en los peces, ser bilateral es lo más habitual. Sin embargo, existe un grupo de peces que se escapa de este patrón de simetría y nos sorprende con su apariencia. Se trata de los pleuronectiformes, un orden de peces óseos entre los que encontramos a los lenguados y las platijas. Este grupo de peces se caracteriza por poseer un cuerpo aplanado y asimétrico, y ambos ojos en el mismo lado del cuerpo.

La asimetría se debe a cambios que ocurren durante la metamorfosis del organismo, durante el desarrollo larvario. Luego de eclosionar, las larvas de pleuronectiformes son simétricas (Figura 1 A-B). Sin embargo, en fases tardías del desarrollo larvario uno de los ojos comienza a migrar hacia el lado contrario, desplazándose a través de la cabeza, llegando al lado del ojo estático. Esta migración ocular va de la mano con una torsión de la parte superior del cuerpo, transformaciones craneales y cambios en la pigmentación, lo que se traduce en la asimetría observable en los adultos (Figura 1C; Figura 2). Esta morfología tan inusual ha sido asociada con los hábitos bentónicos de estos peces, que viven en fondos blandos de arena y limo donde se entierran, dejando afuera exclusivamente los ojos con los que detectan a sus presas.

La evolución de los mecanismos generadores de asimetría en los peces planos aún es poco entendida. Sin embargo, estudios del genoma del lenguado japonés (Paralichthys olivaceus) y el lenguado chino (Cynoglossus semilaevis) reveló que comparten familias de genes que estarían ausentes en otros grupos de teleósteos (Shao et al., 2017). Entre estos genes, se reconoció varios que participan en procesos de apoptosis (muerte celular), regulación del tamaño del ojo, neurotransmisión retinal y plegamiento de los cartílagos. Todos estos procesos son fundamentales durante las modificaciones morfológicas y funcionales que experimentan los peces planos durante la metamorfosis, por lo que estos genes - y su expresión - serían claves en la adquisición de las asimetrías de los lenguados.

Figura 1. Larva de Paralichthys californicus en vista lateral (A) y dorsal (B) (basado en Ahlstrom et al., 1984). Adulto de Paralichthys adspersus. Elaboración propia.

Figura 1. Larva de Paralichthys californicus en vista lateral (A) y dorsal (B) (basado en Ahlstrom et al., 1984). Adulto de Paralichthys adspersus. Elaboración propia.

Figura 1. Larva de Paralichthys californicus en vista lateral (A) y dorsal (B) (basado en Ahlstrom et al., 1984). Adulto de Paralichthys adspersus. Elaboración propia.

¿Hay peces planos en Chile?

En nuestro país hay 28 especies de pleuronectiformes, reunidas en seis familias (Achiropsettidae, Achiridae, Bothidae, Cynoglossidae, Paralichthyidae y Soleidae). De ellas, los más comunes son los lenguados de la familia Paralichthyidae, donde se incluyen el lenguado chileno (Paralichthys adspersus) y lenguado de ojo chico (Paralichthys microps), que se distribuyen desde Perú hasta Aysén y Cabo de Hornos, respectivamente.

El lenguado chileno (P. adspersus) posee hábitos diurnos, reside en contacto directo con el fondo marino, y también es posible encontrarlo en estuarios. Las hembras son de mayor tamaño que los machos, y pueden alcanzar hasta los 7 kg de peso, mientras que los machos rondan los 2,5 kg. Se alimentan principalmente de otros peces, crustáceos y en menor medida de otros invertebrados. Junto a otros lenguados, constituye un recurso importante para los pescadores artesanales y son capturados ocasionalmente en la pesca de arrastre (Reyes & Hüne, 2012). Esta especie está incluida en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN o IUCN por su sigla en inglés), bajo la categoría de "Preocupación menor" (Nielsen et al., 2010), y su principal amenaza es la pesca para consumo humano, y la contaminación de las aguas.

Figura 2. Lado ciego de un ejemplar adulto de Paralichthys adspersus (Foto: Paula González Valderrama).

Figura 2. Lado ciego de un ejemplar adulto de Paralichthys adspersus (Foto: Paula González Valderrama).

Figura 2. Lado ciego de un ejemplar adulto de Paralichthys adspersus (Foto: Paula González Valderrama).

Por su parte, el lenguado de ojo chico (P. microps) posee hábitos tanto diurnos como nocturnos, y puede alcanzar tamaños mayores que el lenguado chileno, con hasta 9 kg en los especímenes más grandes, comúnmente hembras. Proporcionalmente al tamaño de su cuerpo, los ojos son más pequeños, lo que da origen a su nombre común. En el pasado tuvo gran importancia en la economía de Chile central, y actualmente es capturado, en menor medida, para su consumo por pescadores artesanales y en la pesca de arrastre (Reyes & Hüne, 2012). Esta especie aún no ha sido incorporada a la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ni posee categoría de conservación oficial en nuestro país.

Si bien estas especies de lenguado no están categorizadas bajo amenaza, los ambientes en los que residen son susceptibles a la contaminación, a la sobreexplotación de recursos y a la reducción de hábitats que esto genera. Por lo mismo, si queremos seguir disfrutando y maravillándonos con estas y otras especies, es importante que conozcamos los organismos que habitan nuestras costas, y comprendamos el impacto que generan las acciones humanas sobre los ecosistemas marinos, tomando acciones para desarrollarlas de manera responsable con el entorno.

Referencias

Ahlstrom, E. H., Amaoka, K., Hensley, D. A., Moser, H. G., & Sumida, B. Y. 1984. Pleuronectiformes: development. In Ontogeny and systematics of fishes (Vol. 1, pp. 640-670). Allen Press Lawrence.

Nielsen, J.G., Munroe, T., Tyler, J., Bussing, W. 2010. Paralichthys adspersus. The IUCN Red List of Threatened Species 2010: e.T183528A8129027. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2010-3.RLTS.T183528A8129027.en. Downloaded on 19 June 2020.

Reyes, P. & Hüne, M. 2012. Peces del Sur de Chile. Ocho Libros Editores. Santiago. 499 pp.

Shao, C., Bao, B., Xie, Z., Chen, X., Li, B., Jia, X., ... & Hamre, K. (2017). The genome and transcriptome of Japanese flounder provide insights into flatfish asymmetry. Nature genetics, 49(1), 119-124.

Recursos adicionales

Materias: Zoología
Palabras clave: peces extraordinarios - Karina Buldrini - Peces excepcionales - Lenguado - Zoología de vertebrados - Área de Zoología MNHN - Nota
readspeaker