Pasar al contenido principal

Las alas de los lepidópteros, segunda parte: las venas

Nota Área de Entomología:

Las alas de los lepidópteros, segunda parte: las venas

Publicado el 16/06/2020
Montaje permanente de alas de Callistenoma ustimacula (Oecophoridae).
Montaje permanente de alas de Callistenoma ustimacula (Oecophoridae).
Francisco Urra, curador del Área de Entomología del MNHN, sigue analizando las particularidades de las alas de los lepidópteros, ahora se adentra en las venas.

Estructuralmente, las venas alares de los insectos incluyen una tráquea y un nervio, que corren por un conducto por el que fluye hemolinfa durante la expansión del ala, en la emergencia del insecto adulto. En los lepidópteros, las venas proveen la rigidez y resistencia necesaria para el correcto funcionamiento de las alas.

A los grupos más primitivos como Micropterygidae, Agathiphagidae, Lophocoronidae y Exoporia, en los cuales la venación del ala anterior y posterior es similar, se les denomina homoneuros (Figura 1a). En los lepidópteros más avanzados, la venación de las alas posteriores es reducida y diferente a la del ala anterior, por lo que se les denomina heteroneuros (Figura 1b).

En los lepidópteros, las venas tienen gran valor taxonómico y se representan con una notación especial (Figura 2). Estos insectos presentan seis principales series de venas alares: costa (C), subcosta (Sc), radio (R), media (M), cubital (Cu) y anal (A). La vena costa corre a lo largo y refuerza el margen costal del ala. Generalmente, las venas R, M, Cu y A están ramificadas. En especies con alas muy angostas, la estrechez del ala va acompañada de una reducción en el número de venas.

La venación alar es un rasgo muy importante para distinguir familias y géneros de lepidópteros. Para observarlas es necesario descamar las alas. En especies grandes, las alas pueden sumergirse en una solución acuosa que contenga hipoclorito de sodio (blanqueador o cloro para lavar) por algunos minutos y luego se montan entre láminas de vidrio. Las alas de especies más pequeñas (Figura 3) pueden descamarse con pinceles finos en alcohol al 20%, y luego teñirse en Eosina "Y" al 2%; posteriormente se lavan en alcohol al 70%, se deshidratan en alcohol al 100% y pueden montarse en lámina de vidrio con Euparal o bálsamo de Canadá, al igual que las estructuras genitales (ver nota).

Referencias

Lee, S.M. y Brown, R.L. (2006) A new method for preparing slide mounts of whole bodies of microlepidoptera. Journal of Asia-Pacific Entomology, 9 (3): 249-253.

Scoble, M.J. (1995) The Lepidoptera. Form, function and diversity. Oxford University Press, Suffolk, 404 p.

Snodgrass, R.E. (1935) Principles of Insect Morphology. McGraw-Hill, New York. 667 p.

Triplehorn, C.A. y Johnson, N.F. (2005) Borror and DeLong's Introduction to the Study of Insects. Seventh edition. Thomson Books/Cole, USA, 864 p.