Aún después de terminado su ciclo de vida:

Los animales nos observan

Francisco Garrido, curador del Área de Antropología del MNHN se sumerge en un particular tema: La quieta mirada de los animales a través de sus ojos de vidrio, ¿cómo son los ojos que tienen los animales taxidermizados?

30/05/2019

Fuente: Museo Nacional de Historia Natural

Uno de los principales atractivos de un museo de historia natural corresponde a sus animales. Pareciera que ellos nos observan desde sus dioramas, con sus vívidos y cristalinos ojos. Dado que los ojos reales del animal no son posibles de conservar por su fragilidad, desde el pasado se ha recurrido a sustitutos que preserven sus cualidades estéticas. La mirada ávida, da una expresión de actitud y vitalidad, la cual es muy importante en la recreación zoológica.

En la conformación histórica de colecciones de nuestro museo, la fauna taxidermizada ocupó un rol preponderante para dar cuenta de la diversidad biológica nacional. Sin embargo, por mucho esfuerzo que se pusiese en la preservación de la piel y los huesos, faltaban los ojos, los cuales generalmente eran objetos importados no muy fáciles de conseguir. Además, hay que sumar el hecho de que las diversas especies animales tienen ojos de distinto color y forma, lo cual complejizaba la búsqueda del ojo adecuado. Por ello, el personal preparador de taxidermia de nuestro Museo se preocupaba siempre de tener un stock de ojos. Es así como en el año 1853, cuando Rodulfo Philippi asume la dirección del Museo, se contaba ya con existencias de 80 pares de ojos de color y 300 pares de ojos negros de vidrio (AHA 30-011), todos los cuales estaban destinados a ser instalados en los animales preparados por el Museo.

Los ojos no se hacían en Chile y debían encargarse desde el extranjero por barco. Los funcionarios de aduana locales no siempre comprendían lo extraño de dicho cargamento y tampoco sabían si debían cobrarles derechos de internación o no. Esto era un problema para el Museo, el cual tenía que pasar por muchos trámites burocráticos para conseguir aquellos ojos de vidrio. Por ejemplo, en mayo de 1862, fue sólo a través de un oficio emanado directamente desde el Presidente de la República, que se logró conceder la liberación de derechos de aduana para "un cajoncito marcado R52 que contiene ojos artificiales para pájaros", el cual venía a bordo del vapor Ana María con destino a nuestro museo (AHA 2-024).

Ejemplo de antiguos ojos de vidrio de la colección MNHN.

Ejemplo de antiguos ojos de vidrio de la colección MNHN.

Ejemplo de antiguos ojos de vidrio de la colección MNHN.

Considerando la diversidad de tipos de ojos de animales, no bastaba con comprar cualquier tipo genérico. Es por ello que los ojos eran vendidos por compañías especializadas que elaboraban diversos prototipos de acuerdo a cada especie zoológica. Es así como en el año 1896, la compañía V. Blain de París, envío a nuestro museo una carta ofreciendo muestras de ojos franceses de autoproclamada "calidad superior", los cuales podían ser de ciervo, tigre, puma, pantera, zorro y de aves. Más allá de su diferencia en términos de especie, aquellos ojos eran ofrecidos también en colores blanco, rojo, azul, pajizo, limón, amarillo, ladrillo, cereza, moreno claro, moreno mediano, moreno subido y verde. Toda una variedad de colores para ser puestos en los animales de exhibición.

Encabezado de carta de la compañía francesa V. Blain, dedicada a la producción y venta de ojos artificiales (AHA 14-001).

Encabezado de carta de la compañía francesa V. Blain, dedicada a la producción y venta de ojos artificiales (AHA 14-001).

Encabezado de carta de la compañía francesa V. Blain, dedicada a la producción y venta de ojos artificiales (AHA 14-001).

Los ojos para taxidermia en la actualidad

Los ojos artificiales más utilizados en la actualidad son los de vidrio y resina, siendo la naturalidad, brillo y luminosidad, superior en los ojos de vidrio. Al momento de seleccionar un ojo hay que tener un especial cuidado para que este coincida con el tamaño, color, disposición de la pupila y forma según la especie de animal.

Hoy en día nuestro museo fabrica algunos de los ojos utilizados en las preparaciones de taxidermia. Los ojos se elaboran en resina, la cual es un polímero termoestable que se endurece cuando se mezcla con un agente catalizador o endurecedor. El contenido de esta mezcla es vertido luego en un molde, el cual es creado a la medida para el ejemplar de animal en particular que se requiere. Una vez que se ha secado, debe pasar por varios procesos de lijado, pulido, lustrado y abrillantamiento, para finalmente ser pintado de manera artesanal.

Proceso de elaboración de ojo artificial en resina y prueba de colores de pintura (Taller de taxidermia MNHN).

Proceso de elaboración de ojo artificial en resina y prueba de colores de pintura (Taller de taxidermia MNHN).

Proceso de elaboración de ojo artificial en resina y prueba de colores de pintura (Taller de taxidermia MNHN).

Además, existen hoy en el mercado un importante número de empresas fabricantes de ojos artificiales para taxidermia, tanto en Norteamérica como Europa, las cuales venden sus productos por catálogo. Por cada especie puede existir una gran diversidad de formas y colores, en donde se requiere un importante conocimiento biológico para elegir el ejemplar adecuado. Es así como gracias a sus vítreos ojos, los animales del museo presentan una viva imagen que nos ayuda a apreciar la diversidad natural de nuestro mundo.

Ejemplo de catálogo moderno de venta de ojos para animales taxidermizados.

Ejemplo de catálogo moderno de venta de ojos para animales taxidermizados.

Ejemplo de catálogo moderno de venta de ojos para animales taxidermizados.

Referencias

Archivo Histórico Administrativo (AHA). Museo Nacional de Historia Natural

Recursos adicionales

Materias: Antropología - Taller - Zoología
Palabras clave: Taxidermia - Francisco Garrido - Área de Antropología MNHN - Animales - Nota
readspeaker