Nota Área de Zoología:

Temnocephalidos: gusanos que parecen manos

Cabeza de un cangrejo de la especie Aegla abtao, con algunos ejemplares de Temnocephala ocultos bajo el ojo derecho.

Cabeza de un cangrejo de la especie Aegla abtao, con algunos ejemplares de Temnocephala ocultos bajo el ojo derecho.

Cabeza de un cangrejo de la especie Aegla abtao, con algunos ejemplares de Temnocephala ocultos bajo el ojo derecho.

Jorge Pérez-Schultheiss, curador del Área Zoología de Invertebrados, nos cuenta sobre estos animales que viven dentro de los camarones y los cangrejos.

22/05/2019

Fuente: Museo Nacional de Historia Natural

Los cuerpos acorazados de los camarones y cangrejos de agua dulce son el hábitat de un particular grupo de pequeños gusanos comensales, que dependen enteramente de sus huéspedes para refugiarse y desplazarse en busca de alimento. Se trata de los platelmintos o gusanos planos del género Temnocephala, que habitan en aguas dulces de casi toda Sudamérica, incluyendo nuestro país (1).

Figura 1: Algunos ejemplares de Temnocephalacolectados recientemente. Obsérvese los cinco tentáculos de sus cabezas y la ventosa ventral en los dos ejemplares de la derecha.

Figura 1: Algunos ejemplares de Temnocephalacolectados recientemente. Obsérvese los cinco tentáculos de sus cabezas y la ventosa ventral en los dos ejemplares de la derecha.

Figura 1: Algunos ejemplares de Temnocephalacolectados recientemente. Obsérvese los cinco tentáculos de sus cabezas y la ventosa ventral en los dos ejemplares de la derecha.

Para poder desarrollar su vida como comensales, estos gusanos se adhieren al cuerpo de sus huéspedes por medio de una ventosa ubicada en la cola (figura 1, los dos ejemplares de la derecha). Debido a esto, al principio se pensó que eran sanguijuelas branquiobdelidas, pero pronto se demostró que no tienen ninguna relación con ellas, pues en realidad son platelmintos, emparentados con las planarias (2).

Una de las características más llamativas de los Temnocephala, es la presencia en la cabeza de una hilera de cinco tentáculos, que junto al cuerpo ancho y plano, le dan un aspecto similar a una pequeña mano (figura 1). Estos tentáculos son utilizados por los gusanos para atrapar su alimento, compuesto principalmente por pequeñas larvas de insectos y otros invertebrados diminutos, que escapan al paso del crustáceo huésped.

Figura 2: Aegla abtao vista de lado, con un Temnocephala oculto en la parte lateral de su caparazón.

Figura 2: Aegla abtao vista de lado, con un Temnocephala oculto en la parte lateral de su caparazón.

Figura 2: Aegla abtao vista de lado, con un Temnocephala oculto en la parte lateral de su caparazón.

Hasta el momento, se han descrito 35 especies de Temnocephala, la mayoría descubiertas recientemente en Argentina (14 especies), Brasil (18 especies) o Uruguay (13 especies; referencia 3). En nuestro país se conoce solo una especie, llamada Temnocephala chilensis (Moquin-Tandon, 1846), que corresponde al primer representante conocido de este tipo de gusanos, descubierto en 1846 sobre el cangrejo dulceacuícola Aegla laevis, pero reportado más tarde sobre varias otras especies de camarones y cangrejos, en Chile y Argentina (1, 3).

Fuera de Chile, se ha comprobado que algunas especies de Temnocephala también son capaces de vivir sobre otros organismos acuáticos, como caracoles, insectos e incluso tortugas (4). Tomando en cuenta esta versatilidad, resulta extraño que hasta el momento conozcamos solo una especie de Temnocephala en nuestro país. Es muy probable que en realidad existan múltiples especies (así como existen múltiples especies de huéspedes), como ya se ha demostrado para países vecinos, pero ellas no podrán ser descubiertas hasta que algún taxónomo especializado en estos gusanos comience a realizar muestreos y estudios sistemáticos. Mientras esto no ocurra, continuaremos ignorando la verdadera riqueza y diversidad de estos pequeños pero muy especiales gusanos comensales en nuestro país.

Figura 3: Un Temnocephala sobre las patas del cangrejo Aegla abtao.

Figura 3: Un Temnocephala sobre las patas del cangrejo Aegla abtao.

Figura 3: Un Temnocephala sobre las patas del cangrejo Aegla abtao.

Referencias

(1) Damborenea M.C. y L.R.G. Cannon, 2001. On neotropical Temnocephala (Platyhelminthes). Journal of Natural History, 35: 1103-1118. https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00222930152434454

(2) Haswell, W. A., 1888. Temnocephala, an aberrant monogenetic trematode. Quarterly Journal of Microscopical Science, 28: 279-302. http://jcs.biologists.org/content/s2-28/110/279

(3) Martinez-Aquino, A., F. Brusa y C. Damborenea, 2014. Checklist of freshwater symbiotic temnocephalans (Platyhelminthes, Rhabditophora, Temnocephalida) from the Neotropics. Zoosystematics and Evolution, 90(2): 147-162. https://zse.pensoft.net/article/4133/

(4) Trivinho-Strixino, S., F.L.da Silva y F. Valente-Neto, 2012. First record of larvae of Chironomidae (Insecta, Diptera) as prey of Temnocephala sp. (Platyhelminthes, Temnocephalidae), an ectosymbiont on larvae of Corydalidae (Megaloptera). Revista Brasileira de Entomologia, 56(3): 387-389. http://www.scielo.br/pdf/rbent/v56n3/aop4712.pdf

Recursos adicionales

Materias: Zoología
Palabras clave: Área de Zoología MNHN - Temnocephala - Chile - Jorge Pérez - Nota
readspeaker