Tentáculos extendidos del pepino de mar de importancia comercial que habita en las costas de Chile, Athyonidium chilensis. Estas estructuras le sirven para capturar su alimento y como mecanismo de defensa.