Roberto, sorprendido en el Salón Central del MNHN (Foto: A. Cornejo)